¿Ejerces un mayor poder o autoridad en tu relación de pareja?


Las mujeres a lo largo de tiempo han sufrido muchas injusticias y vejaciones, han sufrido mucho a lo largo de diferentes generaciones. Y si bien es cierto es algo que marca la historia personal de cada mujer, porque nos hacemos leales a estas mujeres y buscamos vengarles con nuestra actitud ante la vida de una manera inconsciente. Y lo que es más triste que lo estamos haciendo en detrimento del hombre. Las mujeres nos estamos haciendo “poderosas”fuertes y autoritarias con un odio inconsciente a los hombres, en oportunidades ese poder se asume a través de los hijos.  En donde como mujeres pareciera que nos adueñamos de los hijos. 


Cada miembro de la pareja lleva su propia carga emocional debido a sus experiencias de vida, luego tiene las creencias y las dinámicas de su sistema familiar y luego la fuerza arquetípica de su género en la sociedad. Para construir una relación de pareja es necesario ser consciente de los tres factores y trabajar en ellos.

¿Cómo puedes saber si estás asumiendo un exceso de poder ante tu pareja?


  • Tomas las decisiones de dónde pasan las vacaciones, aunque en apariencia es tu pareja quien decide. Al final terminas colocando “Peros” a todas sus propuestas.
  • Ganas más que tu pareja, ya sea por que tu pareja está emprendiendo su propio negocio o bien porque ha perdido el trabajo, etc. Esto te hace sentir que estás aportando más al hogar, lo que te lleva a que le exijas mucho más. Tiendes a demandarle que haga labores del hogar o que atienda a los hijos.
  • Te quejas ante tus hijos de tu pareja, le cuentas que no te ayuda, que no colabora contigo. De esta manera te victimizas para que tus hijos se alíen contigo en contra de tu pareja.
  • Desautorizas a tu pareja delante de tus hijos, si tu pareja le da algunas indicaciones a tus hijos le contradices o les mandas a hacer otra cosa. De esta manera mantienes el control sobre tus hijos en contra de tu pareja.
  • Manipulas a tu pareja, para lograr lo que quieres
  • No respetas ni aceptas a la familia de tu pareja, le hablas mal de ellos y están en contra de que se reúnan o que vean a tus hijos
  • Tienes creencias negativas de los hombres, que maltratan, que son irresponsables, que no hacen tanto como las mujeres y por otro lado sientes que las mujeres son sufridas y son las que llevan la carga de todo
  • Aversión y resentimiento por los hombres, tienes rabia por tu pareja y no sabes explicar por qué.

¿Cómo ocupar un lugar equilibrado en tu relación de pareja?

  • Tomar a las mujeres anteriores de tu familia como las grandes, honrarlas con el destino que les ha tocado vivir, míralas  con respeto y humildad. Comprendiendo que  las mujeres anteriores son las grandes. 
  • Internamente colocar a tu pareja a tu lado, tu pareja es tu igual. Mírale con respeto. Procura respetar su punto de vista aunque no estés de acuerdo, suelta la manipulación para hacer que cambie de opinión.
  • Reconoce que la fuerza en en una relación de pareja, lo da la capacidad de comprender, de amar y de comunicarse en pareja y esto es responsabilidad de ambos.
  • Distribuye junto con tu pareja las obligaciones y responsabilidades dentro del hogar, de tal manera que ambos participen y ninguno de los dos se sienta con sobrecarga.
  • Respeta a tu pareja ante tus hijos y jamás le desautorices, porque de esta manera tus hijos los respetaran a ambos y no tendrán que tomar partido por ninguno de los dos. Indiferentemente si están juntos o se han separado.
  • Hazle saber a tus hijos que estás orgullosa de que se parezcan a su padre
  • Agradece a tu pareja ser el padre de tus hijos y que te haya elegido como pareja
  • Reconoce a la familia de tu pareja, sus creencias y sus costumbres. De allí viene tu pareja y todo lo que es lo ha tomado de ellos.
  • Brindense un tiempo en pareja para disfrutar y fortalecer la intimidad entre uds., en donde puedan estar juntos sin los niños para nutrir su relación de pareja.
  • Liberate con respeto de las creencias que te ha dado tu familia que te limitan.

La idea es fomentar la vinculación despidiéndose de todas aquellas creencias que te llevan a tu propia dinámica familiar de sufrimiento y conflicto en pareja. Recuerda que tu pareja es el padre de tus hijos, que un día le escogiste y que por ende merece respeto. Fomenta ese amor porque al final tus hijos lo agradecerán al tener el equilibrio de lo femenino y lo masculino en el hogar. De esta manera se identificaran de una manera saludable con su propio género.

*Si quieres profundizar en el tema puedes realizar nuestro Curso Online Coaching Familiar 

Escrito por Luz Rodríguez
Contacto: info@ordenesdelamor.org

También te puede gustar

2 comentarios

  1. Entonces para que mi relación de pareja funcione no puedo gañar más que mi compañero tampoco decidir donde pasar vacaciones? ��

    ResponderEliminar
  2. Entonces para que mi relación de pareja funcione no puedo gañar más que mi compañero tampoco decidir donde pasar vacaciones? ��

    ResponderEliminar

Subscribe